Hola

Bienvenidos al sitio que ha de azuzar mi pluma.
Gracias por participar.

lunes, 17 de octubre de 2016

Dylan, la mujer, fascismos





La placidez del ignorante es inversamente proporcional a la quietud de mi espíritu.

"Ignora al ignorante", le dijo su anciana madre.

"Y tu espíritu descansará plácidamente sobre las sucias rocas de su río negro.

Ya sólo verás mariposas jóvenes volando hacia el Sol."



--oOo--



La calma llegó, y era mujer.

Con ojos de anciana perdonó.

Y con hábiles manos de niña dibujó el mar entero.

Sus lágrimas beberás.



--oOo--



La Justicia sigue esnifando en la suite de un Rey descomunal.

Le han hinchado las tetas y rasurado el sexo.

Dicen que está preciosa.



--oOo--



Los niños rotos al sol.

La mentira, mi puñal de marfil.

Te escupo en la nuca.

Reservo la piedra.



--oOo--



Deja que beba de tu sudor.

Déjame limpiarte las uñas.

Déjame llorar contigo y abrazarte con ojos abiertos.

Guárdame la cabeza en aceite.

Mi sexo es tuyo. Mi dios, también.

Déjame aquí un poco más.

Sólo quiero ser Rey.



--oOo---



Tu comida azul.

Tu tez naranja.

Tus ojos blancos.

Tus manos grandes, tus pies rotos.

Tus lágrimas de miel.

Tu sudor gris, tu hambre eterna.

Mi espada blanca.



--oOo--



El Sol cegador de miradas se irá.

Y el cielo de nubes de mentira se irá.

Y el grito y el puño se matarán.

Y saldrá la primera estrella. Y saldrá la Luna.

Y la Reina nos sonreirá.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada